El
fanático número 1 de Hugo Rafael Chávez Frías en La Guajira, se quedó con ganas
de estrechar su mano, al igual para entregarles los mensajes que recibía a su
nombre cuando asistía a las Consultas Previas, que por razones del trabajo
debía acudir.
 Ismael Orcasitas, es un villanuevero que por
cosas del destino comenzó a seguir la persona que paradójicamente se vestía
igual que él. Usaba boina, aunque el expresidente prefería la de color rojo,
Ismael tiene más de 20 y de varios colores.
Dice
que le dieron pésame el día que el comandante falleció martes en la tarde en
Venezuela. “Como estaba de vacaciones no me había enterado de la muerte del
comandante, pero recibí llamadas de mis familiares desde Villanueva, de
inmediato encendí el televisor”, indicó Ismael Darío.
Manifestó
que siguió los caminos de Chávez, hace mucho tiempo. “Desde que mostró ese
poder y esa sensibilidad por la gente menos favorecidas de su país y en general
de América Latina a los más humildes, sobre todo en la parte social”.
“Con
la muerte del comandante me da una tristeza, de ver que se perdió algo grande.
No solamente para Venezuela, sino para muchos países. Que así lo hayan
criticado, fue más lo bueno que lo malo. Hubo debe admirar siempre lo bueno y
copiarlo”, aseguró Orcasitas Vega.
Ismael
Darío Orcasitas Vega, tiene 58 años de edad, de los cuales 26 de estar
laborando en la Procuraduría Regional de La Guajira como sustanciador grado 10,
en la Procuraduría Judicial Agraria.
 “Se fue algo que hacía parte de mi convivir
diario; porque casi diario se hablaba de Chávez y lo defendí donde quiera
estuve”, indicó Ismael Darío Orcasitas Vega.
Esa
responsabilidad en ese cargo y esa forma de usar la boina, Ismael se puso de
moda, a tal punto que en los procesos de concertación y consultas previas, a la
cual debe asistir la Procuraduría Regional de La Guajira, lo admiran y lo
respetan.
“En
muchas de las consultas previas de CCX, Ecopetrol, o Cerrejón que yo asistía
con los compañeros de trabajo y luego llegaba los indígenas anunciaban, llegó
Chávez, ellos me preguntaban por el comandante y le mandaban saludos conmigo”.
Recuerda
que en una comunidad los indígenas le pidieron que en nombre del Presidente
Chávez les diera un saludo “me pare al frente y les dije hermanos
indígenas,  hermanos wayuu reciban de
parte del comandante Chávez un saludo bolivariano y eso fue grande, se rieron,
aplaudieron.
En
muchas de esas consultas, estaban los nativos alterados por la situación que
estaba sucediendo con respecto a la consulta, pero luego el llegaba todo
retornaba a la normalidad.

En el
semblante de Ismael Darío Orcasitas Vega, se notaba tristeza el saber que su
comandante había fallecido, pero al recordarlo emotivamente se le devolvía la
sonrisa, de un guajiro noble,  agradecido
y amigo de los amigos.