David Josué Torres Fonseca, haciendo los reclamos en representación de su padre.
David Josué Torres Fonseca, haciendo los reclamos en representación de su padre.
-Publicidad-

Familiares de Pedro María Torres Hernández, de 59 años, quien ingresó el pasado viernes a una clínica e Riohacha con graves quebrantos de salud a causa de problemas cerebro vasculares, aseguran que le han negado la atención en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, por demora en trámites de documentos con la EPS.

David Josué Torres Fonseca, hijo del paciente señala que su padre fue llevado de urgencias al convulsionar 25 veces, pero el ingreso a UCI no ha sido posible por presentar cuatro meses en mora con Coomeva, entidad a la que se encuentran afiliados.

Afirma que pese a que la deuda fue cancelada de inmediato y presentaron los soportes de pago, la Clínica niega la atención en UCI, en espera que la EPS haga llegar una constancia actualizada de afiliación, trámite que tardaría hasta tres días hábiles, tiempo en que los familiares temen que empeore la salud de Torres Hernández.

El médico nos informó que puede presentar un derrame cerebral, sino se le ofrece atención en UCI, por la posible recaída que tuvo, en este sentido, consideramos que sobre todas las cosas debe primar el derecho a la vida, pero hasta el momento la Clínica se ha rehusado a hacerse cargo de esta situación”, anotó David Josué.

Además, dio a conocer que el retraso en los meses de la EPS se debió a que esta entidad dejó de operar en el Distrito y los trámites para realizar los pagos se dificultaron, especialmente con la llegada de la pandemia.

“En diferentes ocasiones tratamos de comunicarnos con la EPS para saber dónde nos estarían atendiendo y cuál sería el nuevo proceso para el pago de las planillas, pero las líneas telefónicas que suministraban no eran válidas y en Riohacha ya no hay oficinas para quejas o reclamos de esta Entidad”, explicó.

El caso también lo dieron a conocer a la Secretaría de Salud Distrital, donde los remitieron a la Superintendencia de Salud, la cual les notificó que con los soportes de pago, la Clínica está obligada a prestarle la atención al paciente.

Es un paciente de alto riesgo que hasta el momento solo ha sido tratado con antibióticos y medicamentos para la presión, por lo que, como familia exigimos que su derecho a la vida no sea vulnerado y le presten de manera urgente la atención que necesita”, puntualizó Torres Fonseca.

-Publicidad-