En este sector de la cancha del barrio 31 de Octubre, los habitantes del barrio Comunitario se oponen a que se construya la Estación de Bombeo Número Cinco. Así lo señala José Muñiz Sierra, presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Comunitario.
-Publicidad-
-Publicidad-

Bastante preocupados con tendencia a estar molestos, están los residentes del barrio Comunitario del Distrito de Riohacha, con la decisión que dicen que ha tomado el Alcalde Fabio Velásquez Rivadeneira de construir la Estación de Bombeo en la cancha de fútbol.

Argumenta el Presidente de la Junta de Acción Comunal José Muñiz Sierra, que no es el sitio, porque los diseños estaban y la misma decisión era construirla un poco más arriba, en predios que son del Distrito, pero fueron invadidos y ahora lo salomónico es ubicarla en donde los jóvenes hacen deportes.

Jose Muñiz Sierra.
Jose Muñiz Sierra.

«Ahora la alcaldía quiere hacerla en un campo que fue lo que quedó al lado del centro de integración comunitaria y nosotros estamos en desacuerdo; porque ese es un sitio donde los niños practican diariamente», indicó José Muñiz Sierra.

La Estación de Bombeo Número Cinco es una obra que dejó contratada la administración que orientó Rafael Ricardo Ceballos Sierra, y el propósito es recoger las aguas residuales de la Comuna 10.

«Lo único que nos dicen es que esa obra la van hacer ahí, ya está contratado y tienen firmas de toda clase. Nosotros metimos un Derecho de Petición a la alcaldía, pero estamos esperando la respuesta, pero nos dice el alcalde que eso lo van a hacer ahí estamos esperando para ver qué solución va a dar», indicó la primera autoridad del barrio.

Manifestó que la comunidad no quiere que se construya la obra, porque eso genera malos olores, pero el jueves anterior estuvo el Alcalde y le insistió que es ahí donde se va construir la obra.

Según Muñiz Sierra, el mandatario les propuso hacerle una cancha de cemento pequeña a los jóvenes y coger el otro espacio para la Estación.

La maquinaria está esperando que el malestar de la comunidad sea tolerable para comenzar con los trabajos, de zanja para la instalación de la tubería.
La maquinaria está esperando que el malestar de la comunidad sea tolerable para comenzar con los trabajos, de zanja para la instalación de la tubería.

Por su parte, María Loaiza, Cotopricera, habitante del barrio dijo que el Centro de Integración Comunal tiene problemas de iluminación y sirve de escondite para que fumen vicio a cualquier hora; «entonces se hace otra construcción al lado y va a ser peor, tienen más escondites, hay que mirar que esta zona ha sido muy golpeada por la delincuencia, por el consumo de droga y si a esos niños le quitan la cancha, seguramente, van a parar a lo mismo porque eso es lo que ven. Tengan en cuenta que el deporte ante todo prevalece”.

Finalmente, María Bermúdez, indicó que construir otra cancha es alejar a los niños de los deportes, porque otra de piso, ellos, no la quieren. «Ya les hicieron una y esa es muy peligrosa para ellos jugar entonces, ellos quieren su propia cancha de arena que es donde ellos practican desde las 6 de la mañana hasta la noche, están ahí una cantidad de niños practicando».

-Publicidad-