Poco a poco se ha ido reactivando la economía con la entrada en funcionamiento de la terminal de Transporte.
Poco a poco se ha ido reactivando la economía con la entrada en funcionamiento de la terminal de Transporte.
-Publicidad-
-Publicidad-

Por Iván Márquez

Viajar, no solo es una costumbre, sino en algunas oportunidades un placer entre los seres humanos. Trasladarnos de un lugar a otro es una necesidad imperiosa, hace parte de nuestra vida cotidiana para realizar nuestras labores diarias, o para conocer lugares o personas.

Muchas personas lo hacen en un medio de transporte propio, si las circunstancias y los medios económicos lo permiten, se movilizan en moto, carro, avión o cualquier otro automotor, lo importante es movilizarnos para llegar al sitio deseado y resolver nuestras necesidades u obligaciones.

-Publicidad-

Los medios de transporte público, son una alternativa y gran ayuda para miles de personas que no poseen vehículo propio, estos medios solucionan muchos inconvenientes y es el sustento y modo de vida de muchas personas que se dedican a transportar personas.

Poco a poco se ha ido reactivando la economía con la entrada en funcionamiento de la terminal de Transporte.Las terminales de transporte, no solo de Colombia, sino del mundo entero, se vieron muy afectadas y aún lo están, con las medidas sanitarias y de restricción del flujo vehicular y de pasajeros, con la aparición de la epidemia mundial. Pero ¿Cómo ha sido un año después de la aparición de esta calamidad?

Manuel Martínez
Manuel Martínez.

En diálogo con Manuel Martínez, gerente general de la terminal de transporte de Riohacha la capital de La Guajira, este manifestó “al principio fue muy duro, como en todos los negocios, mucha gente se quedó de brazos cruzados, el transporte es algo que mueve mucho la economía, desde los vendedores ambulantes hasta el voceador o el que pregona los distintos sitios que recorren los buses».

La gente se ha acostumbrado a convivir con este virus, ya le teme menos, sale por necesidad, pero no desconoce que el virus está presente en cualquier lugar. Es un enemigo, invisible, mortal y silencioso. La terminal cumple con todas las normas de bioseguridad exigidas por las autoridades médicas y gubernamentales, para evitar la propagación de esta mortal enfermedad.

Martínez, reiteró que en cuanto al costo de los pasajes, en la temporada decembrina es normal que el valor de los pasajes se incremente como es costumbre, así como el aumento de la gasolina y las medidas que tomen el gobierno, tanto local como nacional, pero luego volvió la normalidad. Ahora las personas viajan un poco más tranquilas, el comercio no se puede paralizar.

-Publicidad-