La administración de Salud del Departamento le adeuda al hospital de Barrancas la suma de 984 millones de pesos a corte 31 de diciembre el 2019.
-Publicidad-
-Publicidad-

Como bombero anda el alcalde de Barrancas, Iván Mauricio Soto Balan, después que los empleados del hospital Nuestra Señora del Pilar han decidido irse a cese de actividades, solo esperan la hora cero, o qué alternativa le presenta el ejecutivo municipal.

En ese sentido, el Mandatario le hizo un llamado urgente a la administración temporal de Salud para que cancele la cartera que se encuentran vencida desde el año 2017 hasta la fecha, cuya suma asciende a 984 millones de pesos.

La secretaria de Salud le adeuda al hospital de Barrancas, la suma de 984 millones de pesos a 31 de diciembre del 2019, por concepto de atención a la población extranjera. Al centro asistencial le adeudan varias mesadas, al igual que a contratistas y proveedores.

-Publicidad-

El Mandatario Local asegura que desde hace varios años no reciben los pagos acordados, por lo que en reiteradas ocasiones ha intentado comunicarse con el administrador temporal, Julio Sáenz, pero no ha logrado recibir respuesta concreta por parte del funcionario.

Iván Mauricio Soto Balan

“Esta administración solo está aportando al desequilibrio económico del Hospital, ya que deben girar recursos que son nuestros, por servicios que ya prestamos y que se requieren con urgencia para suplir el pago de empleados y contratistas que ya amenazan con hacer paro si no reciben sus salarios”, anotó Soto Balan.

Comentó que hace varios días envió un mensaje al funcionario Julio Sáenz a través de WhatsApp, en el que le reiteraba la necesidad de recibir estos recursos, pero señala que, la respuesta recibida fue que ya estaban trabajando en el tema y en cuanto tuvieran una solución se las darían a conocer.

“Pareciera que el administrador temporal tuviera intereses oscuros, porque lo único que está buscando es seguir desangrando La Guajira, para en últimas fusionar o liquidar los hospitales del Departamento”, dijo el mandatario.

Además, manifestó que, con el acompañamiento de la representante a la Cámara, María Cristina Soto de Gómez, quien está muy diligente para que los recursos lleguen al Hospital, se ha hablado de esta situación al Ministro de Salud, quien mostró interés en ayudar con esta problemática, por la que atraviesa el municipio.

Señaló que la única alternativa que ha manifestado el administrador Sáenz es liquidar este centro asistencial, lo cual considera una solución incoherente, teniendo en cuenta la pandemia mundial por la que se atraviesa y que este sería el único hospital de Sur de La Guajira que contaría con la infraestructura requerida, para atender casos de Covid-19 que se presenten.

Julio Sáenz

En este sentido, indicó que La Guajira hasta ahora, no ha avanzado con las intervenciones que tiene el Departamento, por lo que pidió al presidente Duque levantar estas medidas con los recursos de la región.

“El municipio se siente abandonado por el Gobierno nacional, porque a pesar de manifestar las problemáticas de salud, hasta ahora no recibimos respuesta, así que pedimos a los mandatarios nacionales mirar al Departamento con ojos de piedad, ya que también hacemos parte del territorio colombiano”, anotó el mandatario.

En diálogo con Julio Sáenz, encargado de la administración del sector Salud del Departamento, indicó que la secretaria de Salud le manifestó que es posible girarle al Hospital de la vigencia 2019, la suma de 34 millones de pesos por un lado y la cancelación de unas partidas de manera parcial por la atención de migrantes venezolanos.

-Publicidad-