Tener sexo es un ejercicio efectivo que consume una considerable cantidad de energía calórica, por ejemplo, la excitación que provoca desvestir a la pareja puede quemar entre 120 a 180 calorías y un orgasmo puede llegar a consumir 160 calorías.

Cuando  hablan del adelgazamiento y el sexo, se afirma  que un beso requiere de un gasto energético aproximado de 60 calorías, Clímaco expresa repetidamente que el aumento de peso en muchos casos se puede atribuir a la falta de actividad sexual ya que señala que el sexo reemplaza el ansia por comer.

Los ginecólogos afirman que las endorfinas que se liberan en el organismo durante la relación sexual nos hacen liberar estrés, y las ansias que nos impulsa a consumir alimentos de forma compulsiva.

El sexo es una función orgánica y es por ello que practicarlo de manera segura nos trae beneficios como levantarnos el ánimo, ser más positivos frente a los problemas cotidianos, tener una mejor autoestima, nos aleja de los vicios de la comida y por consecuencia nos ayuda a mantenernos en forma.

El gasto energético que conlleva el acto sexual dependerá de la duración de la relación sexual, las posiciones adoptadas, los movimientos realizados y la intensidad del acto. Los movimientos pélvicos, la aceleración cardiaca, la dilatación de los vasos sanguíneos en la región de los genitales, gastan una cantidad de energía similar a la que se puede consumir practicando algún tipo de ejercicio físico.

Además, hacer sexo reemplaza 30 minutos de ejercicios, dicen los especialistas que es el único momento en que se activan todos los músculos del ser humano, o sea que hacerlo también es salud.

No hay que tener demasiado conocimiento para notar que el sexo no deja de ser un acto físico y el movimiento produce la liberación de energía quemando calorías, pero además de ello el orgasmo en sí tiene un efecto químico sobre el organismo que produce una mayor cantidad de liberación de energía.

Este artículo da cuenta de los beneficios del sexo para la salud, siempre y cuando este sea satisfactorio ya que la insatisfacción puede producir efectos contrarios a los deseados aumentando las crisis de ansiedad, disminuyendo la autoestima atrayendo en muchos casos estados depresivos.

Es por ello que el sexo se debe cultivar dentro de la pareja y es recomendable variar de manera frecuente para que éste siempre resulte ser una experiencia excitante. La buena comunicación con la pareja y la confianza, es fundamental. Imaginen juntos, vivan nuevas aventuras y no se dejen llevar por la monotonía. Una idea fuera de lo común siempre será bien recibida. Anímate a ser tú quien tome la iniciativa.

Erradas han sido muchas mujeres, que se enamoran, se separan del hombre y duran tiempo hasta años esperando que vuelva, es posible que esa persona no regrese y mientras tanto ese valioso tiempo se ha perdido y hay que tener en cuenta que esa herramienta no es para toda la vida, aproveche su energía actual, porque llegará el momento que no funcione más.

Otro error podría ser y que se escucha con frecuencia es cuando existe química a primera vista. La mujer no accede a nada por temor a lo que piense el hombre o al qué dirán, viva el momento y disfrute sin arrepentimientos, piense que eso es para su salud.

Mujeres  a bajar de peso, al carajo eso de suspender este servicio pongámonos regias compañeras.