William Gómez Cifuentes
William Gómez Cifuentes.
-Publicidad-
-Publicidad-

Las autoridades médicas de este municipio lanzaron un S.O.S. para advertir que el comercio de la carne que entra de manera ilegal desde Venezuela podría convertirse en un vehículo transmisor del covid-19 por la manera antihigiénica como se manipula.

En criterio del médico, William Gómez Cifuentes uno de los más cuidadosos analistas de las maneras cómo se transmite el virus, estos cárnicos manipulados por personas contagiadas, son el vehículo perfecto para que se propaguen los contagios hacia los ciudadanos.

La carne procedente de Venezuela y que llega a Maicao, de contrabando es otro foco de infección del covid-19.
La carne procedente de Venezuela y que llega a Maicao, de contrabando es otro foco de infección del covid-19.

Dijo además que las autoridades departamentales de salud y los entes territoriales con sus diferentes organismos de vigilancia, deben ejercer un severo control para que los comercializadores de carne le compren y sacrifiquen sus reses en las plantas oficiales a fin de evitar una manipulación inadecuada.

-Publicidad-

La carne procedente de Venezuela y que llega a Maicao, de contrabando es otro foco de infección del covid-19.En Maicao, la planta de sacrificio oficial San Carlos debe proporcionar el cárnico a los municipios de Riohacha, Uribia, Albania y Manaure, sin embargo, el número de reses sacrificadas no es el que corresponde a una demanda de esta naturaleza, por lo que no se explica de dónde procede la carne que venden en esos mercados locales, si no hay certificación alguna que dicho producto procede del matadero de Maicao.

Para la comunidad en general, los atractivos precios que se ofrecen en algunos expendios, pabellones de mercados, tiendas y similares donde los costos están por debajo del precio oficial, son el gancho para comprar la carne, desconociendo la manera cómo se transporta el producto sin ninguna cadena de frio y medidas pertinentes para garantizar un artículo que no afecte la salud de la familia.

En criterio de Gómez Cifuentes, lo ideal es adquirir el producto en expendios certificados que demuestren mediante sus documentos que la carne es sacrificada en la planta oficial para evitar complicaciones en la salud de la familia a corto plazo.