La ‘malua’ o bija blanca, eucalipto y el matarratón, son algunas de las plantas que usan los wayuu.
La ‘malua’ o bija blanca, eucalipto y el matarratón, son algunas de las plantas que usan los wayuu.
-Publicidad-

Los territorios indígenas de La Guajira cuentan con una amplia variedad de medicamentos naturales curativos, que en épocas de pandemia han tomado fuerza no solo entre el pueblo wayuu, sino entre el resto de los guajiros que busca protegerse del virus.

La ‘malua’ o bija blanca, eucalipto y el matarratón, son algunas de las plantas que usan los wayuu.Mientras en el Departamento continúa creciendo la curva de contagio, los territorios indígenas siguen blindándose con medicinas tradicionales que se elaboran a base de raíces, cortezas, flores, hojas o tallos de plantas silvestres que crecen en la región, siendo recogidos, procesados y distribuidos según la necesidad del paciente y sus padecimientos.

La ‘malua’ o también conocida como bija blanca, usada para curar la fiebre, el resfriado y calmar la tos, junto a otras plantas como el eucalipto y el matarratón han sido el mejor aliado para estas comunidades que desde la llegada de la pandemia buscan crear un cerco espiritual que los proteja del coronavirus a través de sahumerios, baños calientes, tomas o infusiones.

-Publicidad-

Janer Francisco Pushaina, wayuu y docente en el sector de Kapacherramana, del municipio de Manaure, asegura que en su comunidad ya se venían preparando desde aquel sueño que fue revelado en la Alta Guajira, el cual les anunciaba quemar bija para evitar la propagación del virus a sus territorios.

Instantes cuando el profesor Janer Francisco Pushaina le explica a la mujer de su misma cultura las plantas medicinales que se pueden consumir para evitar la covid-19.
Instantes cuando el profesor Janer Francisco Pushaina le explica a la mujer de su misma cultura las plantas medicinales que se pueden consumir para evitar la covid-19.

Cuenta que aunque intentan guardar las recomendaciones dadas por las autoridades de salud, como el uso de tapabocas, lavado de manos o distanciamiento social, las medicinas naturales han sido su mayor arma de combate durante la pandemia, especialmente para salvaguardar la vida de sus ancianos.

“Ante cualquier síntoma del virus que podamos presentar, de inmediato empezamos el tratamiento con medicina natural, esa que la misma comunidad adquiere de su entorno, puesto que como indígenas conservamos cierta desconfianza con las atenciones que brindan las EPS y preferimos tratarnos con nuestros medicamentos tradicionales”, anotó Pushaina.

-Publicidad-