La medico extranjera, Sandra Beatriz Blanco Soto.
La medico extranjera, Sandra Beatriz Blanco Soto.
-Publicidad-

Hace seis años, partió de Venezuela dejando su tierra natal para emprender nuevos rumbos en medio de la crisis económica que atraviesa el vecino país, obligando dejar su hogar, su familia, se trata de Sandra Beatriz Blanco Soto, médico intensivista, egresada de la ilustre universidad del Zulia.

Sus deseos le permiten llegar a La Guajira, donde con entrega pasión y amor a su profesión, viene aplicando entre los guajiros, su sabiduría y experiencia en la medicina de más de 20 años en el hospital Clínico de Maracaibo, donde sus maestros fueron los médicos Regino González y José Luis Perozo.

La doctora, Sandra Beatriz Blanco Soto en guardia junto a sus colegas.
La doctora, Sandra Beatriz Blanco Soto en guardia junto a sus colegas.

Su llegada a la Península le abrió las puertas a ella y otros colegas de su país; entre ellos, cuatro internistas, dos radiólogos, un cardiólogo y un cirujano general que trabajan en el municipio Maicao y en el Distrito de Riohacha.

-Publicidad-

En la actualidad es intensivista en la Clínica Cedes de Riohacha, es una de las abanderadas por la lucha contra el covid-19 en la capital. Por eso es reconocida por sus colegas y pacientes “una mujer valiosa e importante en la emergencia que a todos atemoriza”.

De los 98 pacientes que han pasado por la unidad de cuidados intensivos, 48 los ha atendido ella “nunca me imaginé tener a mi compañero de turno en la clínica, Israel Villalba, quien se contagió con covid-19 y lucha contra esta enfermedad” comentó Sandra Beatriz.

El trabajo realizado en Maicao en donde colocó la clínica en orden y adecuó los espacios como verdaderos espacios de asistencia médica de punta, sumada las habilidades acumuladas en los 20 años que ejerció en Maracaibo, fueron un gran argumento para que la llamaran a laborar en una clínica de Riohacha, donde también participó en la ampliación de la Unidad de Cuidados Intensivos. 

En dicha clínica, solo habían 10 camas y quisieron hacer una división, una médica y otra para quirúrgica, especialidad para politraumatismo y cirugía mayores, en Cedes esta hace tres años, en donde le ha tocado vivir la experiencia del coronavirus.

Afirma que “al principio no habían muchos casos y estábamos expectantes, porque en Europa y hasta en Bogotá, ya se estaban contabilizando muchos casos”. La Principal preocupación que tenían los médicos es que los pacientes no acudían a la clínica por temor a que se fueran a contagiar, “pero cuando llegan, llegan muy graves, hemos perdido pacientes muy complicados que si llegan a tiempo, semana antes se hubieran podido salvar” precisó.

Sin embargo, asegura que en las últimas semanas esto ha cambiado poco y los pacientes ya están acudiendo cuando tienen síntomas y fallas respiratorias por lo que no es necesario ingresarlos a la UCI.

Confiesa que por estar en contacto con pacientes con covid-19 le ha generado temor, aunque aclara que no tanto por ella, sino por su familia que no quiere colocarla en riesgo.

Soto invita a los guajiros a protegerse y mantener con los cuidados de bioseguridad anunciados por el gobierno nacional, usando el tapaboca y lavado de las manos para así evitar la propagación de este y evitando pérdidas de seres queridos.

-Publicidad-