Tarsys Loiza Roys, es una odontóloga riohachera, con reconocimiento a nivel nacional e internacional.
Tarsys Loiza Roys, es una odontóloga riohachera, con reconocimiento a nivel nacional e internacional.
-Publicidad-

Ante la alerta mundial generada por un microorganismo de origen viral Sars-CoV-2, covid-19, que ha vulnerado todos los estamentos clínicos y sociales, surgen estrategias y protocolos para la neutralización de su virulencia, los cuales han sido cuestionados o aceptados por una sociedad llena de incógnitas frente a la veracidad y presencia de un ser letal, así lo observa la odontóloga guajira, Tarsys Loayza Roys.

En este sentido, la atención odontológica donde la distancia es mínima, adquiere especial importancia la atención a la vía de transmisión en el manejo del paciente, por lo que la práctica dental enfrenta un reto muy grande ante la vulnerabilidad de contagio.

La atención odontológica donde la distancia es mínima, adquiere especial importancia la atención a la vía de transmisión en el manejo del paciente.
La atención odontológica donde la distancia es mínima, adquiere especial importancia la atención a la vía de transmisión en el manejo del paciente.

Dentro de los hallazgos relevantes de los estudios realizados, entre las vías de transmisión directa interpersonal, prevalece la inhalación de gotitas respiratorias (gotitas de Flügge) y de manera indirecta, el contacto con superficies contaminadas (fómites), las cuales pueden depositarse en las mucosas nasal, oral y conjuntiva y a partir de ahí producir la infección severa.

-Publicidad-

Para Loaiza Roys, la transmisión interpersonal directa o indirecta a través de saliva también puede ser una vía de transmisión y se ha reportado la presencia de partículas virales en la saliva de individuos infectados.

Lo anterior pone especial cuidado en que en muchos procedimientos dentales se generan aerosoles y gotas con agentes infecciosos, que pueden afectar a los profesionales de la salud y extenderse a las superficies y al entorno de las clínicas.

Por lo tanto, el uso estricto de barreras físicas, así como los aspectos de desinfección, deben ser revisados por cada uno de los odontólogos y los centros dentales existentes, a fin de evaluar posibles cambios o ajustes a lo que actualmente se utiliza, afirma Tarsys.

“No se debe olvidar que el trabajador expuesto debe seguir las precauciones universales frente a cualquier individuo, sin importar si conoce o no su serología u otros elementos como estrato social, ya que potencialmente puede portar y transmitir microorganismos patógenos, puesto que la transmisión podría ocurrir en contacto con pacientes asintomáticos y sintomáticos”, indicó Tarsys Loayza Roys, odontóloga magíster.

En la práctica la odontología enfrenta un reto muy grande ante la vulnerabilidad de contagio.
En la práctica la odontología enfrenta un reto muy grande ante la vulnerabilidad de contagio.

Asimismo, señaló que en estos momentos en que la mayoría de la población no está inmune y se busca aplanar la curva de contagio, es importante a través de las prácticas de bioseguridad, buscar evitar y minimizar esta y otras enfermedades infecciosas.

Cabe destacar que aún sigue la investigación del virus y la infección por él producida, por lo cual hay aspectos que aún están bajo estudio y evolución, lo que implica que los protocolos durante este brote estarán bajo constante revisión y actualización.

“Centrados en la situación actual del país, el personal médico debe blindarse estrictamente con agentes detergentes, caretas, limpieza exhaustiva de consultorios y clínicas, con diferentes opciones como luz ultravioleta, nebulizadores ambientales y purificadores de aire de alta tecnología, libres de ozono que permitirán protección para el clínico, su personal de apoyo y sus pacientes”, anotó.

Finalmente, destacó cuando en 1962 Walter Molino visualizó en una magistral ilustración la realidad actual, “pero con conciencia y responsabilidad individual y conjunta se podrá disfrutar de una vida maravillosa y mirar el futuro con gran optimismo”, puntualizó la odontóloga Loayza Roys.

-Publicidad-