Aspecto de la protesta que realizaron los empleados de la clínica Riohacha
Aspecto de la protesta que realizaron los empleados de la clínica Riohacha.
-Publicidad-

Un grupo de trabajadores del sector salud del Distrito se reunieron durante la mañana de este jueves, a las afueras de la antigua sede de Nueva Clínica Riohacha, en reclamo a más de 12 meses de salarios que la entidad les estaría adeudando.

Señalan que en estas instalaciones desde el pasado mes de mayo empezó a operar el hospital Internacional del Caribe, por lo que les pidieron pasar la renuncia voluntaria, para trasladarlos a la nueva entidad hospitalaria, con la promesa de que ahora sí les cumplirían de manera oportuna con todo lo de Ley.

Los nuevos contratos fueron firmados desde el 1 de mayo, a término indefinido, pero el incumplimiento salarial continuó y para colmo de males, el 12 de agosto el nuevo hospital fue cerrado al entrar en secuestro judicial.

-Publicidad-

La preocupación aumenta entre el personal de salud, puesto que indican que durante el tiempo que laboraron para la Clínica Riohacha, esta les quedó adeudando 12 meses de salario y ahora, con la nueva razón social les deben más de tres meses de sueldo, ya que desde que firmaron el nuevo contrato, solo recibieron un pago.

Mari Yolis Valdez.
Mari Yolis Valdez.

Somos alrededor de 65 empleados entre médicos, enfermeros, camilleros, que nos encontramos en esta situación en la que nuestros derechos han sido vulnerados. Representamos familias que hoy se encuentran desamparadas porque dependen de nuestro trabajo”, manifestó Mari Yolis Valdez, auxiliar de enfermería.

Asimismo, informó que por el momento el gerente de la Entidad solo se ha pronunciado para decirles que esperen, pero los meses pasan sin recibir solución. “Quedamos en el limbo, porque esta Entidad tampoco cuenta con un representante o una oficina en el Distrito donde podamos dirigirnos y exponer cualquier queja o reclamo”, anotó Valdez.

Aseguran que en el tiempo laborado, tampoco les cumplieron con los elementos de bioseguridad para atender a los pacientes durante la pandemia, por lo cual varios de sus compañeros salieron positivos para covid-19.

Además, dieron a conocer que esta sede, en el momento se encuentra cerrada, cuenta con alrededor de 22 camas UCI equipadas con ventiladores que no están siendo usadas, pese a la urgencia que se vive en el Distrito por el aumento de casos del virus.

-Publicidad-