Los delincuentes se los iban a llevar y la comunidad logró que no se los robaran.
Los delincuentes se los iban a llevar y la comunidad logró que no se los robaran.

De la laguna en la región del pantano, un sitio que es considerado una reserva forestal que sirve de sostenimiento, a la reserva hídrica del manantial de Cañaverales, se están llevando los postes plásticos del encerramiento que evitan la entrada de reses y otros animales a este ecosistema. 

La denuncia la hicieron ambientalistas, luego de percatarse que muchos de estos puntales se hallaban amontonados en un sitio oculto, para luego embarcarlos en una camioneta y ser vendidos a dueños de fincas de la región. 

Un piquete de policías del segundo distrito con sede en San Juan del Cesar, le hizo acompañamiento a la comunidad y ayudaron a la recuperación de la madera plástica, antes de ser traspuestas por los delincuentes.    

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Se supo que días atrás 400 de estos postes desaparecieron del mismo lugar y presuntamente fueron comercializados con un productor pecuario del municipio de El Molino.