Imagen de homenaje realizado por sus compañeros.
-Publicidad-
-Publicidad-

En la mañana de ayer fue sepultado en el cementerio central de Riohacha, Neider Farid Orellano De La Rosa, policía que recibió un tiro en la cabeza, cuando viajaba en un vehículo de servicio público desde el municipio de Maicao para Riohacha. El uniformado fue recluido en una clínica al mediodía del sábado y falleció al caer la tarde del día lunes.