Yeraldín Díaz Barliza, entre la discapacidad y el sueño de ser bailarina

Con el sueño de ser bailarina se despierta todos los días Yeraldin Díaz Barliza, una pequeña de tan solo 4 años a quien una enfermedad la tiene sin poder movilizarse, pero eso no la ha impedido seguir imaginando lo que sería su futuro en las grandes escuelas de baile.

-Publicidad-

‘Yiyi’, como cariñosamente la llama su mamá, una mujer de 24 años, la misma que lucha día a día para que su hija pueda sonreír y cumplir sus sueños y lucha incansablemente junto a su hija para verla recuperada.
“Yeraldin padece una enfermedad conocida como osteogénesis u osteogenia imperfecta también conocida como enfermedad de los huesos de cristal,  ha sido difícil porque he sido padre y madre para ella”, argumentó Darianis Barliza.
La enfermedad que padece Yeraldin, conocida también como huesos de cristal, es una enfermedad genética que no tiene cura, pero que por medio de los medicamentos y la fisioterapia ayudan a controlar los síntomas.
La vida de esta niña hace cuatro años se ha convertido con el paso de los días en un constante perder movimiento en sus piernas, quizás la falta de recursos de su familia no permitieron una buena rehabilitación.
Todavía sonríe y posa para las fotos, porque su limitación es física no mental, es divertida, amable y conversadora. “Me gustan los perros, me gusta el baile y quiero estudiar”, afirma segura de sí misma, como si estuviera en medio de una rueda de prensa después de haber bailado exitosamente.
Por ese gusto por los perros, esas ganas de estudiar y ese entusiasmo con el que vive, enamoró a la Patrullera Yuli Cabarca Morelo, quien trabaja en el grupo de Infancia y Adolescencia del Departamento de Policía Guajira.
“Me encantó cuando pasé y la observé al lado de su mamá, mientras ella me sonreía y  me saludaba tan feliz, que no perdí la oportunidad para acercarme y conocerla”.
Fue así como nació esa bonita amistad, la cual permitió que yeraldin llegara hasta las instalaciones de la estación de Policía Uribía, donde recorrió las oficinas robando sonrisas, besos y abrazos.
Llegaba la noche y el cansancio no se hizo esperar, el día de nuestra famosa había sido demasiado agitado, así que después de una deliciosa cena ya era tiempo de ir a descansar. Pero fue sólo yeraldin quien fue a la cama.
Mientras ella dormía, el Mayor Oscar Olarte, la Patrullera Yuli Cabarca y el Patrullero Dany Contreras, y el grupo de trabajo de la estación de Policía Uribía preparaban todo para darle una sorpresa más a Yeraldin, acompañarla para recibir el sacramento del bautismo, celebrar su cumpleaños Número 4, una fiesta inolvidable para todos, donde ella compartiera con las personas a las que ya les había robado el corazón.
El esfuerzo se notó, en el auditorio de la escuela de Policía wayuu (Torivio caporinche), los amiguitos de Yeraldin y todos los que quisieron compartir esta fecha tan importante, estaban allí esperando que entrara y sonriera nuevamente. Con las luces apagadas la recibieron, cuando entró todos cantaron su cumpleaños, estaba nuevamente rodeada de personas que la querían abrazar, muchos globos, dulces, helados, regalos, sorpresas y dos tortas grandes, todo decorado al mejor estilo de una princesa bailarina. 
Otro día inolvidable para yeraldin, su madre y para la Policía Nacional. Nuevamente sentir el deber cumplido reflejado en la cara de felicidad de YIYI  y en el agradecimiento de su madre. 

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here