Por Paola Álvarez Campo, Especial para LaGuajiraHoy.com

La historia de Yermis Oñate es parecida a la de muchos niños de Colombia, sin recursos y con muchas ganas de aprender, hoy este menor de 8 años sueña todos los días con tener su propio acordeón y ser un músico profesional, con un único objetivo que a su corta edad ya tiene trazado, salir adelante siendo un artista del vallenato para ayudar a su mamá.

Yermis cursa hoy cuarto de primaria, el año pasado tuvo la oportunidad de tener una beca para dar sus clases de música donde el profesor Carlos Díaz, quien con o sin instrumento aceptaba al niño para que no perdiera sus clases. Todos los días Yermis iba muy motivado, al principio asistía con un acordeón que consiguió prestada; al pasar el tiempo Yermis decidió entregarlo porque tenía miedo que de pronto se dañara, pues como el mismo lo dice “luego mi mamá hubiera tenido que pagar ese acordeón, y ella no tiene plata ni siquiera para comprarme la mía”. Luego optó por ir sin instrumento, y si había uno disponible de algún compañero que se lo prestará, practicaba.

-Publicidad-

“Las canciones que he aprendido son Te Necesito, El cumpleaños, María Espejo y otras, se me hace difícil seguir aprendiendo, porque mi mamá no tiene plata para comprarme un acordeón, pero cuando me dan una se me hace muy fácil tocarla” estas fueron las palabras de Yermis Oñate, que a tan corta edad se expresa sobre lo que quiere para su vida, con el único sueño de ayudar a su mamá.

20160229_183601 (1)Desde Noviembre del año pasado, Yermis optó por abandonar las clases, pues el tiempo de la beca que le consiguieron en Colegio El Carmen, donde todos los días acude por las tardes a estudiar, se había agotado. El menor tuvo la intención de seguir pagando por recursos de su familia, pero no pudo pues las condiciones económicas son muy difíciles y se le hace imposible poder seguir asistiendo.

Yermis Oñate Iguaran, vive muy humildemente en la casa de una tía que los acomodó en un espacio, en el barrio Luis Eduardo Cuellar, en la ciudad de Riohacha; es hijo de Julia Iguaran Ibarra, para muchos una desconocida más.Una mujer madre de 5 hijos, luchadora e incansable. Julia trabaja en el concejo de Riohacha repartiendo tintos y haciendo los oficios generales que se presenten en el recinto donde los cabildantes hacen sus sesiones. Sin embargo, lo que gana julia solo le alcanza para suplir las necesidades básicas de su hogar, aunque en muchas ocasiones se ve alcanzada.

Este valiente niño, tuvo a su corta edad, el valor de dirigirse a todos los concejales del Distrito de Riohacha para que le ayudaran a comprar su acordeón. La semana pasada en una de las sesiones del Concejo pidió la palabra y expresó su necesidad ante los cabildantes, quienes se comprometieron a ayudarlo para que pueda tener el instrumento. Yermis busca poder, mediante todos los medios posibles, atender sus clases de acordeón, sueña con algún día tener mejores condiciones de vida para ayudar a su mamá y a sus hermanos que hoy por hoy pasan muchas necesidades.

-Publicidad-
Cargando...
Compartir

1 COMENTARIO

  1. Hola soy yermis gracias le doy a Paola Álvarez. Por la gestión. Y el interés que le puso para que me pudieran padar el acordeón. Pero no fue posible gracias a Dios estoy muy con fe que algún día voy a tener mi acordeón para hacer mi sueño realidad. Dios los bendiga.

Comments are closed.