Concejales explicaron por qué hundieron los tres proyectos de acuerdo que presentó alcalde de Riohacha

Aspecto de la rueda de prensa realizada en la mañana de ayer.

-Publicidad-

Los seis concejales que no dieron su voto positivo y que sirvió para que hundieran tres proyectos de acuerdo que presentó el alcalde de Riohacha, Fabio Velásquez Rivadeneira, ofrecieron una rueda de prensa, en donde explicaron las razones que lo conllevaron a ello.

Las declaraciones las entregaron, porque consideraron pertinente explicarle a la opinión pública lo sucedido “no queremos desfilar por la calle 15, en la Procuraduría, por infringir la ley y firmar proyectos que a la postre, se vean afectados en su credencial, siendo que estos tienen irregularidades”, indicó el concejal  Iler Acosta Mejía.

El cabildante Acosta Mejía fue enfático en afirmar que “Se debe saber que no es por capricho nuestro que los proyectos se quedan, sino, que no cumplen con los requisitos que deben para ser aceptados”.

Acosta Mejía lidera el grupo, junto a Olimpo Núñez con otros concejales más, ellos son: Endry Guerra, Olimpo Núñez, Silvina Ibarra, Oswaldo Iguarán y Ever Quintana.

Proyectos de acuerdo

Los tres proyectos en cuestión son: el proyecto de acuerdo No. 008 de 2016, determinar la división político-territorial del Distrito Especial, Turístico y Cultural de Riohacha en localidades.

El proyecto de la división en localidades del distrito de Riohacha, para ser más inclusivos y tener una mejor administración, delegando a alcaldes menores, para mejorar la ciudad, es así como está planteado por Plan de Ordenamiento Territorial  (POT), en el que se mejora la organización y distribución de barrios para convertirse en localidades.

En ese sentido, el concejal Oswaldo Iguarán, manifestó que hay irregularidades en las divisiones porque los barrios: Dividivi y Bocagrande, quedarían con la división imaginaria éstos quedarían en doble militancia, es decir, en dos localidades.

Los seis honorables concejales, mostraron su posición frente a la situación de los proyectos, cómo que, está ‘afincados’ en la ley y el reglamento interno para que se regule cualquier incongruencia. Y que a su vez, están en pro de hacerle acompañamiento para jalonar recursos para el distrito.

Casas de Belén Curiel

El proyecto de acuerdo número 009, por medio del cual se autoriza al ejecutivo distrital para realizar una operación de crédito de empréstito a corto plazo, fijar su monto, cercano a los 600 millones de pesos, otorgar algunas facultades y dictar otras disposiciones.

El concejal Iler Acosta, aseguró que no podían aprobarlo porque es para unas obras complementarias de unas viviendas que se encuentran en el aire, porque hasta el sol de hoy, no se ha construido ni una.

Por su parte, Olimpo Núñez, aseguró que el título del proyecto no va en concordancia con el cuerpo, porque el titulo dice que se requiere un empréstito y el cuerpo afirma que es un préstamo de tesorería, “son dos ítem fiscales totalmente diferentes”, dijo.

“Ese fue un proyecto que falló desde el inicio, porque ese terreno no es apto para las construcciones que dicen realizar, y mucho menos porque los terrenos no están a nombre como tal del distrito”, Olimpo Núñez.

Fondo Territorial de Seguridad y Convivencia Ciudadana

Por último, es el proyecto número 010, por medio del cual se deroga el Acuerdo Municipal No. 007 de 1986 y se crea el Fondo Cuenta Territorial de Seguridad y Convivencia Ciudadana del Distrito de Riohacha

Para los seis concejales, es improcedente la decisión que se quería tomar porque el Fondo existe y el propósito de la administración es gravar el 5% de impuesto a todas las obras públicas que se construyan en la ciudad.

Según el concejal Olimpo Núñez el fondo tiene 1.300 millones de pesos en sus arcas y pueden hacer convenio. Lo que no compartimos nosotros es cargarle más impuesto al pueblo y no estamos de acuerdo porque la situación está caótica”.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here