Con diversas actividades culturales, se cerró en programa de a mil contra la desnutrición’ de la Fundación Malteser Colombia.

El programa que benefició a 350 personas y en el cual se buscaba mejorar el estado nutricional y la convivencia de las familias con niños y niñas menores de cinco años con algún compromiso nutricional, cerró en el corregimiento de Comejenes del Distrito de Riohacha.

Durante el evento las familias conocieron el balance nutricional por parte del equipo médico de Malteser Colombia y el análisis psicosocial a cargo de la facilitadora social de la Fundación Banasan.

A su vez, las madres del grupo de beneficiarios realizaron una muestra gastronómica con base en el complemento nutricional de arroz fortificado Mannapack, se expusieron trabajos artesanales con material reciclable, muestra de productos obtenidos de las huertas caseras y presentación de bailes tradicionales.

-Publicidad-

“Esperamos haber sembrado en la comunidad el sentido de protección, de autocuidado, seguir recomendaciones de higiene del cuerpo y de los alimentos y concientizar a las familias acerca de la importancia de tener hábitos de vida saludables para formar niños fuertes, tanto física como mentalmente y que se involucren de manera positiva en su ambiente social”, señaló en su intervención Yamile Rodríguez Akle, Directora de la Fundación Banasan.

‘A mil contra la desnutrición’ en La Guajira, benefició a 62 niños de las comunidades de Comejenes, Anaime, Choles y Tabaco Rubio. Desde sus componentes: Salud y Nutrición, Cuidado y Protección y de Actividades Complementarias se realizaron acciones para fortalecer la convivencia armónica en familia y en comunidad, es decir, comprendían lo físico, mental y social para darle un apoyo integral a estos niños en condición de desnutrición.

Concurrido estuvo el cierra del programa que benefició a 62 niños de las comunidades de Comejenes, Anaime, Choles y Tabaco Rubio.

Durante los 16 meses que se implementó el programa en estas localidades de Riohacha, el seguimiento nutricional a los pequeños se alternó con otras actividades como talleres psicosociales, capacitaciones, entrega de complemento nutricional y medicamentos, desparasitación y el establecimiento de huertas caseras para apoyar el óptimo desarrollo del proceso de crecimiento y aprendizaje de los menores y sus familias. El apoyo nutricional base de arroz, lo ofreció la Asociación Colombiana de la Soberana Orden Militar de Malta a través de Malteser Colombia.

-Publicidad-