-Publicidad-
-Publicidad-

Agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía
capturaron al capitán Geovanny Botero Yanquin, 
adscrito al Batallón de Caballería Mecanizada Juan José Rondón, por su
presunta responsabilidad por el delito de homicidio en persona protegida.
De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía 54 de la
Unidad Nacional de Derechos Humanos y DIH, 
el oficial estaría involucrado en hechos ocurridos el 20 de marzo de
2004 en una ranchería en el municipio de Albania La Guajira, en donde murieron
en extrañas circunstancias Camilo Polanco Ipuhana, Abraham Iguarán Iguarán y
David Uriana Ipuhana.
Por este hecho, el 10 de abril el CTI capturó a 8 militares más, quienes
se encuentran con medida de aseguramiento en centro carcelario.
Botero Yanquin quedó a disposición de la Fiscalía, que en los próximos
días le definirá su situación jurídica.

Versión del Ejército

 
Por su parte el comandante Adelmo Orlando Fajardo Hernández, comandante
de la Décima Brigada Blindada, en un boletín de prensa desmiente a la Fiscalía
General de la Nación, en el sentido de que sus hombres no fueron capturados, que
se entregaron voluntariamente.
 Adelmo Orlando Fajardo Hernández
El comando de la Décima Brigada Blindada, en aras de entregar una
información veraz a la opinión pública, informa que  el día 15 de abril de 2013, hicieron  entrega voluntaria en las instalaciones del
cantón militar, ubicado en la ciudad de Valledupar y ante funcionarios del CTI,
los capitanes, Giovanny Francisco Botero Yanquen y Elmer Arjadi Sosa Mantilla,
y los soldados profesionales, Willington Manuel Contreras Martín y Daniel
Carlos Vallejo Mindiola, requeridos por la fiscalía 54 y 63 de los derechos
humanos, por el presunto delito de homicidio en persona protegida.
También aclara que pese a las informaciones difundidas por los medios de
comunicación, que en días anteriores han impactado a la opinión pública con grandes
titulares sobre la ´captura de 8 militares entre los que se encuentran un mayor
del ejército y siete soldados profesionales’, la décima brigada blindada, da fe
que estos también se entregaron voluntariamente el día 9 de abril de 2013, con
la disposición de responder a la justicia de acuerdo a las leyes colombianas.
Dentro de estos hombres que se encuentran en esta difícil circunstancia
están, el mayor Luis Mesias Quiroga y los soldados profesionales John Jairo
Salas Zapata, John Fredis Ortiz, Eduardo Emilio Coronado Arias, Carlos Segundo
Fuentes Añez, Edwin Alexander Paspuel Díaz, Jesús Alberto Socarras y José
Ignacio Guzmán García.
Luis Mesias Quiroga, mayor del Ejército detenido