En un operativo de control aduanero, efectuado por funcionarios del Grupo
Operativo de la División de Gestión de Fiscalización, se logró la
inmovilización de un bus interdepartamental de pasajeros afiliado a la empresa
Almirante Padilla, que transportaba en caletas mercancía de contrabando,
avaluadas en $300 millones de pesos.

El automotor que había salido desde Maicao con destino a Barranquilla fue
detenido por las autoridades en el perímetro urbano de la capital de Riohacha y
al ser inspeccionado, bajo el piso se detectaron varias caletas camufladas que
contenían mercancía de origen venezolano, que no contaba con ningún tipo de
documento legal aduanero.
La mercancía aprehendida, se encuentra representada en 28.000 cajetillas
de cigarrillos, 330 botellas de whisky Old Parr y Something Special, 120 cajas
de cerveza, 14 botellas de vino, 206 pares de zapatos marca Nike, 716 kilos de
arroz, 200 libras de harina de maíz PAN, leche en polvo, 48 kilos de azúcar, 20
cajas de chocolates M&M, suplemento alimenticio, mostaza, café molido, 370
camisas para hombre, 260 bolsas de detergente en polvo Ariel, 12 televisores
marca Sankey, 2 equipos de sonido, 15 amplificadores de sonido, 2 aires
acondicionado Mini Split, 1 lavadora, 13 ventiladores y 5.121 unidades de
platos y pocillos.
 
Ante el constante incremento de contrabando de origen venezolano las
autoridades aduaneras de la Dirección Seccional de Riohacha permanecen en
alerta con operativos para combatir este flagelo y proteger el paso de
frontera.