En las poblaciones aledañas a Tomarrazón se han concentrado cerca de 80 campesinos e indígenas, y la información es que siguen llegando.
-Publicidad-
-Publicidad-

El secretario de Gobierno del departamento y de Dibulla, San Juan y Riohacha se están poniendo de acuerdo para la asistencia humanitaria para los desplazados

Fuentes de la Gobernación de La Guajira confirmaron rumores que llegaron a la ciudad de Riohacha portados por los campesinos que pudieron salir de varios sectores del piedemonte de la Sierra Nevada de Santa Marta, donde se había indicado que se presentaron en la madrugada y mañana de este domingo, fuertes enfrentamientos entre grupos armados de los cuales se presumen son bandas criminales al servicio de la extorsión, homicidios y narcotráfico, pero no se tienen plenamente identificados los protagonistas de la confrontación a balazos.

El secretario de Gobierno del departamento, Misael Velásquez Granadillo, confirmó el caso y manifestó que se están reuniendo con los secretarios de Gobierno y los alcaldes de los municipios de Riohacha, San Juan y Dibulla, los cuales tienen jurisdicción sobre las áreas en las que se produjeron las confrontaciones.

Velásquez Granadillo indicó al mediodía de este domingo en diálogo con este diario virtual que no tenían información sobre personas asesinadas y que estaban tratando inicialmente brindarle apoyo a los civiles que iniciaron un éxodo desde las faldas de esas montañas para evitar ser víctima en la pelea que están desarrollando dos de las bandas criminales.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

“Al momento no tenemos una información profunda de lo que está pasando en la sierra, ni quienes son los protagonistas, lo primero es un trabajo humanitario junto a los municipios para determinar zonas de albergue en la eventualidad que sigan saliendo de la zona con destino a los centros urbanos”, dijo Velásquez Granadillo.

Una de las poblaciones en la que la comunidad ha manifestado que si siguen las confrontaciones tendrán que abandonar sus viviendas, se encuentra en el poblado Las Casitas en las estribaciones de la Sierra y en la jurisdicción del corregimiento Tomarrazón.

A lomo de mula y a pie, están bajando de las estribaciones de la Sierra, campesinos e indígenas que huyen de la confrontación armada.

Entre los primeros ciudadanos que han llegado a los pueblos vecinos se encuentran indígenas pertenecientes a la etnia Wiwa que decidieron salir antes de que la situación agrave. 

El secretario de Gobierno Misael Velásquez, indicó que inicialmente tratan de contabilizar a los ciudadanos que vienen saliendo para organizarlos y poder darles una asistencia humanitaria más efectiva.

Según las mismas autoridades y fuentes de la población en estas áreas rurales, han estado presentes los grupos Clan del Golfo y el otro con mayor presencia es el de los Conquistadores de la Sierra Nevada, quienes desde hace algún tiempo han mantenido confrontaciones que ha cobrado varias vidas entre las filas de ambas organizaciones criminales y en la comunidad, donde han asesinado jóvenes.

Los lugareños, principalmente en pueblos que están en la margen de la carretera Troncal del Caribe, sostienen que se ejerce presión por parte de estos grupos sobre las familias con la pretensión de reclutar a adolescentes y jóvenes para ponerlos al servicio de la guerra que están librando.