Los cuatreros han cambiado el lugar para realizar sus fechorías. Foto cortesía de eluniversal.com
Los cuatreros han cambiado el lugar para realizar sus fechorías. Foto cortesía de eluniversal.com
-Publicidad-
-Publicidad-

Los cuatreros en este municipio dejaron de saquear los predios contiguos a la serranía del Perijá y ahora optaron por robar en las estancias agropecuarias al margen de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Es decir, los propietarios de los predios en las faldas de la serranía del Perijá se encuentran relajados, nada de preocupaciones, pues los se robaban el ganado y animales domésticos en su finca se mudaron para seguir robando pero en otro sector de la villa de San Agustín.

Esa peculiar situación no se ha podido entender. No se sabe si por estrategia, previendo que los granjeros de Hatico Viejo, Las Iguanas, Trigo, Cañaboba, entre otras veredas de esta zona rural, están en alerta con las autoridades para evitar los constantes hurtos que periódicamente se presentaban en sus terrenos.

-Publicidad-

Es posible, que ahora los delincuentes en grupos de ocho a diez forajidos se han trasladado a parcelas y fincas cercanas a áreas de Guamachal, el corregimiento de El Hatico y el Resguardo Indígena de Mayabangloma donde en los días de la Semana Santa robaron en las posesiones de Andrés Solano y Roberto Iguarán, de donde sustrajeron cerdos, plantas solares, guadañadoras, gallinas y otros implementos de utilidad en labores del campo.

Los labriegos están exigiendo a la fuerza pública la activación de dispositivos y planes de seguridad para frenar el accionar de los abigeos que al verse presionados en cierto sector agropecuario, se ubiquen en otro para seguir con su accionar delictivo.